top of page

¿Tienes hábitos productivos?

¿Cuéntame cómo te organizas para lograr las cosas? Eres de los que rápidamente deciden y actúan o das vueltas indeciso de dónde o cómo empezar. La mayoría de nosotros nos sobrecargamos de tareas, porque posponemos las tareas o tratamos de hacer varias cosas al mismo tiempo y eso nos abruma. Se va creando un círculo vicioso en este mundo de trabajo remoto, en donde tantos dispositivos y mensajes crean distracciones en todos lados. Sentimos el peso de que todo depende de nosotros, y nos estresamos, lo cual hace que logremos hacer menos.


Algunas de las tareas que tenemos, son más importantes que otras y cuando no tomamos esa variable en cuenta, se pueden crear crisis que pudimos evitar por estar atendiendo otro tema que no era tan importante. Por otro lado, si no priorizamos y clasificamos las tareas, éstas se convierten en listas interminables, que nos hacen sentir que no llegamos a completar el día y nos dejan la sensación de que no importa lo que hagamos no será suficiente para ponernos al día.


Salir de ese círculo vicioso requiere trabajar en nosotros mismos. Organizar el trabajo, priorizar las tareas y tener disciplina para completarlas. Cada persona debe planear, para luego hacer, estructurar su tiempo indicando cuándo iniciará el trabajo, que hará primero y cómo verificará que el resultado es el esperado. Al definir esto se va creando una estructura de avance y seguimiento que hace que logremos resultados más rápidamente.

Casi todos sentimos que tenemos muchas más cosas que hacer que tiempo disponible, por eso necesitamos técnicas ágiles para organizarnos mejor y no abrumarnos. Ahí es donde la determinación y la disciplina entran en juego… ahí es donde los hábitos influyen también.

Un hábito es una tarea repetitiva. Es una rutina o conducta que se practica con regularidad y, en muchos casos, de manera automática.


¿Quieres tener resultados extraordinarios? ¿Realmente extraordinarios?


Entonces hay que trabajar en tus hábitos, que son la base de la disciplina que necesitas para administrar mejor tu tiempo y lograr mejores resultados.


Enumeremos algunos hábitos que pudieran ayudar en tu productividad:

1. Dormir temprano

2. Tomar 8 vasos de agua

3. Planificar tu agenda de la semana

4. Levantarte una hora más temprano

5. Tener tu área de trabajo limpia y ordenada

6. Verificar lo que has cumplido cada día

7. Aprender algo nuevo o leer diariamente

8. Hacer ejercicios

9. Ahorrar

10. Comer sanamente


¿Cuál de estos hábitos crees que te ayudaría más? ¿Cuál te haría más productivo?

Reflexiona si eres de los que les cuesta trabajar temprano en la mañana o de los que se queda despierto en la madrugada en la computadora. ¿Cuáles costumbres o malos hábitos has adquirido que te impiden lograr lo que quieres?




James Clear en su libro Hábitos Atómicos nos enseña que buscar las pequeñas mejoras en tus hábitos, tan pequeñas como el 1% son importantísimas para cambiar y lograr resultados, porque a la larga son mucho más significativas. Porque se van sumando día a día y eso tiene un efecto a largo plazo.


Por qué no tratamos de ser 1% mejor cada día, imagina ser cada día un poco mejor en lo que haces, imagina si aprendieras algo nuevo diariamente, o si trabajaras con mayor calidad y cometiendo menos errores. Cada una de esas mejoras que hagas en tu forma de trabajar, irá sumando resultados exitosos y lograrías una ganancia increíble en donde los apliques. Porque los efectos de los hábitos se multiplican en cualquier área de nuestra vida.


Si estás convencido de que es posible, entonces te invito a aprender más sobre el tema y buscar este libro. Estoy organizando un club de lectura en este mes de junio, avísame si quieres participar, ya que estaremos leyendo este libro este mes.



17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Formando hijos enfocados y listos para enfrentar la vida

Hoy Claudia Donoso @claudiadonoso me hizo pensar en cómo criamos a nuestros hijos para administrar el dinero, porque al disminuir el poder adquisitivo de forma generalizada, y que haya muchas familias

Comments


bottom of page